Consejos, Mudanzas, Mudanzas

Cómo empaquetar los espejos para una mudanza

julio 19, 2022

Los espejos pueden ser uno de los artículos más difíciles de preparar al mudarse de casa. Son grandes, pesados ​​y extremadamente frágiles. Afortunadamente, aprender a empaquetar los espejos para una mudanza no es tan difícil como parece. Hay algunos pasos sencillos y directos a seguir para hacerlo y poder mover tu espejo de manera segura.

Cómo empaquetar los espejos para una mudanza

1: Reúne el material adecuado para empaquetar tu espejo
Necesitarás: Una caja de espejo, cinta de embalaje resistente, cartulina, plastico de burbujas, papel de embalaje, cinta de pintor y un rotulador.

Las cajas de espejos son la mejor opción a la hora de embalar sel espejo para la mudanza porque son mucho más personalizables que las cajas estándar. Se pueden comprar en cualquier tienda de suministros para mudanzas o a través de internet.
Las cajas de espejo están hechas de cuatro piezas separadas de cartón que se entrelazan para crear un tamaño personalizado que te permite colocarlo cerca del espejo. Si no puedes comprar una caja de espejo, puedes hacer la tuya propia separando varias cajas grandes para mudanza y aplanándolas para que quepan alrededor del espejo. La regla estándar para las cajas de los espejos es que deben ser aproximadamente un 30% más grandes que el espejo, ya que se agregará mucho relleno adicional.

2: Prepara el espejo
Al empaquetar el espejo para mudarte, es mejor designar un lugar seguro para prepararlo. Si tiene niños pequeños y temes que el espejo se caiga de la mesa, considera hacerlo en una habitación cerrada, como un dormitorio.

Antes de envolver el espejo, coge un poco de cinta de pintor y coloca una gran «X» en la cara del espejo de esquina a esquina. O crea una cuadrícula en toda la cara de tu espejo. Colocar cinta en la parte delantera ayudará a mantener las piezas rotas en su lugar si el espejo se daña durante el viaje.

Si el espejo tiene bordes afilados de 90 grados, coge un poco de cartón y crea protectores de esquina para evitar que se dañen.

3: Empaqueta tu espejo
Primero, corta dos piezas de cartón a medida y pégalas en la parte delantera y trasera del espejo. Luego, coloca el espejo en un pedazo grande de papel de embalaje. Envuelve el espejo completamente en el papel de embalaje como si estuvieras envolviendo un regalo. Luego, envuélvelo todo nuevamente en una capa apretada de plástico de burbujas. Asegúrate de cubrir cada centímetro del espejo.

Después de que el espejo esté envuelto, toma papel de embalaje arrugado y crea una cama de relleno en la parte inferior de la caja del espejo. Desliza suavemente el espejo envuelto en la caja y llena los espacios vacíos con más papel de embalaje arrugado. Asegúrate de que no haya espacio vacío en la caja, ya que eso hará que el espejo se mueva durante el transporte y se rompa. Una vez que esté listo, pega con cinta adhesiva la caja. Levántalo y sacúdelo suavemente para sentir si algo se mueve. Si es así, abre la caja y agrega más relleno.

4: Día de la mudanza
Escribe con el rotulador: FRÁGIL, MANIPULE CON CUIDADO y NO DEJARLO PLANO en la caja en letras grandes y en negrita. Asegúrate de que tu espejo nunca se coloque acostado. No podrá soportar la presión de otro objeto y se romperá. Debe colocarse de lado cuando se mueva sin nada apilado encima. Asegúrate, también, de que el espejo no quede demasiado apretado entre otros elementos cuando se mueva, ya que la presión también puede causar daños.

 

Asegúrate de utilizar materiales de embalaje de confianza, empaqueta el espejo de forma ajustada y manténlo seguro durante el transporte.


Si estás preparando una mudanza en Alicante y necesitas ayuda, ya sea para empaquetar tus enseres como para el transporte de tus cosas, ¡contacta con nosotros! Estamos disponibles llamando al 965660579