Consejos, Mudanzas

Los mejores consejos que leerás sobre cómo hacer la mudanza de tu ropa

enero 7, 2020

Uno de los mayores dolores de cabeza que provoca cambiar de puso es averiguar como hacer la mudanza de tu ropa.

Los principales problemas de la ropa en una mudanza son, por supuesto, cómo embalar la ropa sin arrugas, cómo asegurarte de que se mantenga limpia y cómo mantenerla organizada. Pero no te preocupes, hay maneras de embalar tu propia ropa si estás dispuesto a esforzarte. Aquí te damos algunos consejos y sugerencias que te ayudarán a asegurarte de que la organización de la ropa sea lo más sencillo posible durante tu mudanza.

Consejos sobre cómo hacer la mudanza de tu ropa

Paso 1: Elige qué ropa llevar

 

         – No empaquetes ropa que no necesitas.
Si te mudas a una ciudad  o país con un clima distinto, es posible que muchas prendas que usabas normalmente en tu ciudad no vayas a usarlas en el nuevo destino.
Aprovecha también para deshacerte de ropa que ya no te pones porque no te queda bien o porque la consideras pasada de moda.

Junta toda esa ropa en buen estado pero que no usas en bolsas o cajas y dónala. Existen contenedores específicos así como distintas asociaciones que te estarán muy agradecidas de tu donación.

         – Recuerda dejar sin embalar la ropa que vayas a usar durante los días de mudanza
Deja un par de conjuntos para el día o días de mudanza. Ten en cuenta que esas prendas deben ser cómodas y tener en cuenta el clima.
Aprovecha y deja también a mano algunas toallas, ropa interior y pijama, para ducharte y descansar en su nuevo hogar la primera noche. Puede llevar varios días hasta que puedas colocar tus cosas en el nuevo hogar, así que ten a mano una muda de ropa adicional.

 

Paso 2: Agrupa tu ropa para la mudanza

 

         Te irá bien ordenar los artículos por:

  • Material. Las telas naturales y de algodón pueden arrugarse y es posible que tengas que plancharlas después del traslado. Si no deseas que se arruguen, colócalas en perchas y coloca una bolsa de ropa encima. Por otro lado, para la ropa de lana puedes utilizar bolsas al vacío, ya que son prendas que no pesan demasiado pero ocupan mucho espacio.
  • Temporada. Esto te ayudará a encontrar y desembalar toda la ropa que puedas necesitar de inmediato, y te ayudará a ignorar la ropa del clima opuesto que no necesitas todavía.
  • Necesitar. Si deseas encontrar ropa cómoda de inmediato, tenla empaquetada aparte de ropa más formal que no necesitarás de inmediato le ayudará a encontrarla fácilmente o viceversa.

Paso 3: Empaqueta tu ropa

 

         Hay algunos trucos que puedes usar para mantener la ropa sin arrugas y tenerla organizada:

  • No vacíes los cajones. Si en la mudanza te llevas también a la nueva casa la cómoda o cajonera, y la tienes llena con artículos livianos como calcetines o camisetas, no la vacíes, simplemente asegura los cajones para que no se abran embalando con papel film.
  • Cuelga la ropa en cajas de armario. Estas son cajas altas que tienen un estante colgante en la parte superior, y son excelentes para asegurarte de que la ropa no se arrugue y esté protegida de la suciedad y el polvo. También son fáciles de usar: simplemente sacas la ropa que cuelga del armario y la cuelgas de la barra de metal en la caja del armario. ¡Hecho!Esta es la única forma de garantizar que la ropa no se arrugue durante el transporte. Cuestan más, pero si no quieres planchar o lavar en seco todo, esta es la solución que recomendamos.
  • Usa maletas. Ya que tienes que trasladar las maletas a tu nueva casa, llénalas con ropa.
  • Usa la ropa para envolver objetos frágiles o rompibles. Es un buen truco para evitar que se rompan jarrones u otros objetos frágiles.
  • Usa bolsas al vacío o bolsas de basura. Con esto evitarás que la ropa se ensucie o coja polvo. Las bolsas de vacío son especialmente útiles porque reducen el espacio que ocupa la ropa.