Consejos, Mudanzas

Cómo embalar vajilla para mudanza

marzo 18, 2019

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, la mudanza puede convertirse en uno de los momentos más estresantes de la vida de cualquier persona. Para minimizar los niveles de estrés, es importante tomar las medidas necesarias que garanticen el correcto estado de tus posesiones.

La vajilla es uno de los elementos más vulnerables cuando se trata de mudarse de casa, por lo que se debe tener mucho cuidado al embalar estas en cajas. Desde nuestra empresa de mudanzas en Alicante hemos recopilado una serie de consejos que indican cómo embalar vajilla para mudanza correctamente.

Embalar vajilla para mudanza paso a paso:

1. Utiliza cajas de embalaje medianas. La vajilla puede ser pesada, de modo que cuando esté llena, las cajas lo serán todavía más. Si has embalado tu vajilla en cajas grandes, estas podrían ser incomodas y pesadas para levantar. Por lo tanto, es mejor utilizar cajas de tamaño mediano que no sean demasiado incómodas para transportar. Para ofrecer una protección adecuada, se recomienda utilizar cajas de doble pared, ya que pueden soportar el peso y resistir cualquier golpe sufrido durante el transporte.

2. Usa plástico de burbujas para forrar el interior de las cajas. Para proporcionar una capa de amortiguación a la vajilla, es conveniente, cubrir el interior de las cajas con plástico de burbujas. Asegúrate de haber cubierto toda la base de la caja y tener suficiente plástico para alinear las paredes internas también.

3. Envuelve cada plato en papel de seda. Cada plato debe envolverse individualmente en papel tisú sin ácido. El papel tisú sin ácido es ideal, ya que evita que se acumule humedad, lo que podría manchar o decolorar la vajilla. Aconsejamos NO usar periódico para envolver, ya que es probable que la tinta se desprenda y manche los platos.

5. Rellena los huecos de la caja. Una vez que la caja esté llena con la vajilla, recomendamos arrugar las hojas restantes del papel de seda y usarlas para llenar cualquier espacio vacío de las esquinas o de los lados de la caja. Esto evita que las placas se muevan dentro de la caja cuando están en movimiento. Antes de cerrar y sellar la caja, coloca una capa de plástico de burbujas sobre la parte superior de las placas.

6. Sella la caja de forma segura. Asegúrate de que la caja esté bien sellada con cinta de embalaje.

7. Etiqueta las cajas claramente. Usa cinta de embalaje frágil alrededor de la caja para asegurarte de que los encargados de la mudanza sepan que deben tener mucho cuidado al manipular estas cajas. También deberías usar un rotulador para etiquetar el exterior de la caja con el contenido y la sala de destino en la nueva casa. Esto evitará que las cajas se mezclen al desembalar.