Consejos, Mudanzas

Transporte de electrodomésticos en Alicante

junio 11, 2019

No es un secreto que el proceso de mudarse a otra casa implica un montón de trabajo pesado, es por eso que las personas que se mudan de casa suelen contratar profesionales con experiencia para hacer lo que sea necesario para reubicar de una manera rápida y segura sus pertenencias. Nosotros en El Mudancero mudanzas en Alicante, llevamos años acompañando a nuestros clientes en sus mudanzas, por eso hoy queremos tratar concretamente, la forma adecuada de transporte de electrodomésticos, a la hora de cambiar de vivienda.

Los electrodomésticos grandes y pesados se suelen convertir en un quebradero de cabeza cuando se trata de mudarlos a una nueva residencia. ¿Quieres saber cuál es la mejor manera de mover los electrodomésticos de manera fácil y segura, sin lesionarse o causar daños costosos? Vamos a contártelo!

El Mudancero es tu empresa de transporte de electrodomésticos en Alicante

#1 ¿Debes mover tus principales electrodomésticos?

Antes de preocuparse por cómo trasladar los electrodomésticos grandes y pesados, debes decidir si es buena idea llevarlos a tu nueva vivienda. Hay varios puntos que debes considerar antes de decidirte al mover los electrodomésticos:

¡Vota SÍ! a mover tus electrodomésticos si:
– Son nuevos o han sido comprados recientemente;
– Estás acostumbrado a su practicidad y funcionalidad, y quieres seguir usando sus funciones extendidas;
– Tu nuevo hogar no viene ya equipado con electrodomésticos que se ajusten mejor a él;
– El acuerdo de compra de tu hogar actual no requiere que dejes atrás algunos o incluso todos los electrodomésticos principales.

¡Vota NO! a mover tus electrodomésticos si:
– Tus principales electrodomésticos son viejos, están desactualizados o tienen problemas técnicos, y por lo tanto no vale la pena su reubicación;
– Tu nuevo hogar está equipado con electrodomésticos más nuevos y con mejor aspecto;
– Tu nuevo hogar, y especialmente tu nueva cocina, tienen diferentes diseños y tamaños que no permitirán que tus electrodomésticos actuales se adapten a la perfección.

#2 Qué hacer antes de mudar electrodomésticos grandes a una nueva casa

El arduo trabajo de mover electrodomésticos consiste en 2 tareas separadas que deben completarse con anticipación para evitar lesiones, daños a tus electrodomésticos o daños a tu hogar.

Equipo adecuado para mover aparatos de forma segura

– Carretilla para electrodomésticos: este ayudante con ruedas es una necesidad.
– Mantas para muebles: también conocidas universalmente como mantas móviles, estas telas protectoras brindarán exactamente el tipo de protección que necesita para sus valiosos electrodomésticos.
– Correas para muebles:  para asegurar los electrodomésticos a la plataforma rodante y dentro del vehículo en movimiento. Pueden reemplazarse fácilmente por largos largos de cuerda o un rollo de dos de cinta elástica.
– Deslizadores: también conocidos como planeadores, estas almohadillas deslizantes ofrecen la mejor manera de mover los electrodomésticos en suelos de madera, sin ningún daño y generalmente solo una corta distancia hasta que el electrodoméstico en cuestión se pueda cargar en la plataforma móvil.

Protección adecuada de la propiedad

Por supuesto, lo último que querrás es dañar tu hogar mientras mueves los electrodomésticos pesados ​​de la cocina hacia tu nueva residencia. Los principales peligros suelen ser para su madera dura, baldosa, vinilo o suelos alfombrados, así que toma las medidas de seguridad adecuadas para protegerlos. Usa piezas grandes de cartón grueso para cubrir las vías de salida de tus principales electrodomésticos y coloca láminas protectoras de polietileno duradero en áreas de alto tráfico para evitar pagar costosas reparaciones en el hogar justo después de que finalice la mudanza.

Además del daño eventual al suelo, las paredes también pueden estar en peligro real de daños a la propiedad. Si no cumples con las pautas de seguridad cuando retiras electrodomésticos grandes y pesados ​​del hogar, podrían darse casos de esquinas desconchadas, rasguños o abolladuras en las paredes.