Consejos, Mudanzas

¿Cómo empaqueto las lámparas para la mudanza?

agosto 27, 2019

Las lámparas no suelen ser lo primero que te viene a la mente cuando piensas en los elementos complicados de empaquetar cuando te mudas. Estos elementos básicos del hogar presentan ciertos problemas a la hora de ser empaquetados. Son frágiles, generalmente tienen múltiples partes y casi siempre tienen una forma extraña.

Para ayudarte, hemos reunido esta guía simple de cómo empaquetar lámparas, desglosándola parte por parte.

Primeros pasos…

Cada pieza de lámpara debe envolverse por separado, por lo que antes de empaquetar deberás desmontar la lámpara y tener mucho cuidado.

Comienza desconectando tus lámparas. Enrolla cada cable y asegúralo con una goma o cinta adhesiva. Luego desenrosca suavemente las bombillas y déjalas a un lado. Una vez que las bombillas están desenroscadas, puedes quitar las pantallas de las lámparas. En este punto, puedes elegir asegurar el cable en espiral a la base de la lámpara, pero no es necesario siempre y cuando ya lo tengas bien enrollado.

Si tenías tornillos que sujetaban la pantalla a la base, colócalos en una bolsita de plástico y pega una etiqueta para que puedas encontrarlos fácilmente más adelante.

Cómo empaquetar lámparas: bombillas

Empaqueta tus bombillas primero, ya que si las dejas mucho tiempo sueltas, existe alta probabilidad de que acaben rompiéndose.

Hay un par de formas de hacer esto:

  • Envuelve individualmente (y suavemente) cada bombilla en un relleno de plástico con burbujas de aire. Asegura el relleno con cinta adhesiva para que no se deshaga cuando las bombillas estén empaquetadas en una caja. Empaqueta todas las bombillas en una sola caja y asegúrate de usar el papel de embalaje adecuado. Es muy recomendable llenar cualquier espacio de la caja, para que las bombillas no se muevan.
  • Prepara una caja con divisores especiales que usarás para empaquetar vasos de cocina. Envuelve cada bombilla con una capa de relleno de plástico con burbujas de aire y luego empaquétalas en los divisores, una bombilla por ranura. Agrega también una capa de relleno de plástico sobre la parte superior antes de cerrar la caja.

Etiqueta las cajas que contienen bombillas con «frágil» para tener mucho cuidado con ellas.

Cómo empaquetar lámparas: pantallas de lámparas

A continuación, empaqueta todas las pantallas de las lámparas. Para hacerlo, envuelve cada una en papel de embalaje. Es importante usar papel de embalaje normal y no con impresión, ya que la tinta puede transferirse fácilmente al material delicado de la pantalla.

Cada pantalla de lámpara debe empaquetarse individualmente en su propia caja de tamaño apropiado, aunque es posible que puedas colocar una pantalla pequeña dentro de una más grande, siempre que ambas estén correctamente envueltas. Rellene los espacios de alrededor de las pantallas con papel de embalaje adicional, almohadillas de plástico llenas de aire o incluso paños de cocina o calcetines, cualquier cosa suave que evite que la pantalla se mueva.

Cómo empaquetar lámparas: bases

Lo último a empaquetar de las lámparas, es la base. Envuelve cada base en papel de embalaje, agregando una capa de envoltura de plástico llena de aire si la base está hecha de un material delicado como vidrio o porcelana. Si utilizas relleno de plástico, asegúralo con un poco de cinta adhesiva.

A diferencia de las pantallas, es probable que puedas organizar bien el empaquetado de múltiples bases en una sola caja. Eso sí, asegúrate de no apoyar nada sobre la parte superior de la lámpara: el arpa, el extremo, el interruptor, la base; es decir, el área donde atornillas la bombilla y fijas la pantalla, ya que puede que alguno de los metales se doble de forma.

Cómo empaquetar lámparas de pie

Sigue los mismos pasos que anteriormente para envolver y empaquetar las bombillas y pantallas de lámparas de pie. Sin embargo, dado que sus bases probablemente no quepan en una caja, necesitarás tener un plan de actuación diferente…

Las bases de las lámparas de pie están hechas de materiales frágiles y deben envolverse en una envoltura de plástico llena de aire y enviarse en consecuencia. Si la base no está hecha de un material frágil, se podría transportar simplemente como está. Sin embargo, ten cuidado de no apoyar nada pesado sobre la base del camión.

Consejos adicionales para el embalaje de lámparas

Algunas palabras más de consejo mientras empaca sus lámparas.

Mide tus lámparas antes de comprar las cajas para la mudanza: Cuanto más apropiado sea el tamaño de las cajas que compres para empaquetar tus lámparas, más seguras estarán. Mide las bases y pantallas antes de comprar cajas y asegúrate de que el tamaño no se dispare en exceso o sea inferior al tamaño que necesitas.

Etiqueta en consecuencia. Numera tus cajas de lámparas, usando el mismo número en la caja de cada pieza. De esa manera, no cavarás tratando de emparejar las piezas de la lámpara cuando desempaquetes.

Desempaqueta tus lámparas desde el principio. Asegúrate de desempaquetar sus lámparas poco después de llegar a tu nuevo hogar. Las pantallas de lámparas en particular son propensas a deformarse si no se embalan correctamente. Esperemos que eso no sea un problema para ti (¡especialmente si sigues los pasos anteriores!). En cualquier caso es buena idea sacarlos de la caja lo antes posible.

¿Quieres que alguien empaquete tus lámparas por ti?

En El Mudancero hacemos que sea sencillo preparar tu mudanza, empaquetando cualquiera de tus pertenencias por ti. ¡Incluso empaquetamos esas molestas lámparas! Si quieres saber precios de mudanzas en Alicante , contáctanos. Nuestra empresa ofrece tarifas justas adaptadas a las necesidades. Nuestros profesionales actúan rápida y fácilmente y están acreditados para gestionar un servicio integral en la ciudad.

¿Planeas empaquetar por tu cuenta? Consulta también nuestro artículo de consejos para preparar mudanza en Alicante.