Alicante, Consejos, Mudanzas

¿Mudanza inesperadas en Alicante? ¡Consejos para no morir en el intento!

agosto 14, 2019

Muchos de los clientes que contactan con nosotros ven el proceso de mudanza como un momento estresante en sus vidas. Algunos nos llaman muy agobiados porque tienen que enfrentarse a una mudanza inesperada.

Este tipo de traslados repentinos causa mucha angustia. Generalmente no se sabe por dónde empezar y los nervios no tardan en apoderarse. Para que todo transcurra con éxito y el cambio no sea un caos, lo principal es mantener la calma.

Nuestra larga trayectoria y experiencia en este sector nos permite proporcionar consejos para realizar mudanzas en Alicante de todo tipo; mudanzas inesperadas, mudanzas programadas, mudanzas a otra ciudad, mudanza con niños, etc Tenemos más de 20 años de trayectoria realizando cambios y trabajos en la ciudad, y sabemos a ciencia cierta cómo salir del paso de esta situación repentina.

¿Tienes prevista una mudanza en Alicante y no tienes mucho tiempo para organizarla?… ¡No te preocupes!, siguiendo estos útiles consejos podrás digerir la situación y salir ileso/a de ella.

Consejos para hacer una mudanza inesperada en Alicante

1. ORGANIZA LA LOGÍSTICA DE TU MUDANZA

Una mudanza inesperada te hará pensar que cada tarea pendiente es inminentemente necesaria y completamente difícil de lograr. Es fácil paralizarse por lo mucho que hay que hacer, pero en lugar de dejar que tus tareas pendientes te abrumen, simplemente respira hondo y comienza a trabajar eliminando elementos de la lista.

El primer punto a considerar será contratar una empresa de mudanzas en Alicante. Si no tienes mucho tiempo en realizar tu mudanza en la ciudad, este consejo es uno de los más útiles que podemos darte. Las empresas especializadas tienen experiencia en realizar traslados rápidos y se desenvuelven con todos los trámites necesarios de manera más óptima.

Cuanto antes tengas la logística de tu mudanza prevista, antes podrás ponerte a trabajar en todo lo demás.

2. DESHAZTE DE LAS COSAS QUE NO NECESITAS

Cuanto menos tengas que empaquetar, más fácil será el proceso. Y con una mudanza inesperada un empaquetamiento rápido es clave. Revisa cada habitación y armario de tu casa y saca los artículos que ya no deseas o necesitas. Separa estos artículos en tres pilas: donar, reciclar y tirar.

Usa la practicidad, no el sentimentalismo. Una mudanza es un buen momento para revisar tus cosas, y una mudanza inesperada te dará aún más incentivos para tener muy en cuenta este proceso. Resiste la necesidad de empaquetarlo todo si tienes idea de deshacerte de las cosas una vez que estés  en tu nuevo hogar. Es mucho más simple clasificar estos elementos antes de la mudanza y ahorrarás tiempo y energía para cosas que realmente importan.

Una vez apiladas las cosas de las que vas a deshacerte, ¡ponte en marcha!. En Alicante puedes donar casi cualquier cosa a diferentes centros sociales, siempre que estén en buenas condiciones. Las sábanas y toallas usadas se pueden dejar en alguna de las protectoras de animales de la ciudad, mientras que los alimentos sin abrir y sin vencer (particularmente los alimentos enlatados) serán muy bien recibidos en uno de los múltiples comedores sociales abiertos en Alicante.

¿Tiene muebles u otros artículos grandes que le gustaría tirar? Si están en buen estado podrás donarlos a diferentes Centros Reto de la ciudad, así como a diferentes Rastros. Si los muebles no están en buen estado y quieres tirarlos, no olvides la comunicación de recogida de enseres a la Concejalía de Medio Ambiente y UTE de Alicante

3. PREPARA UNA BOLSA CON IMPRESCINDIBLES

Antes de comenzar a empaquetar, deja a un lado una pequeña bolsa y llénala con artículos esenciales que no puedas permitirte perder de vista cuando se produzca el traslado. Esto incluye cualquier medicamento y documento importante que tengas, así como cargadores, artículos de aseo diario y tal vez un par de mudas de ropa. Si bien esto es algo que desearías hacer incluso si no te mudaras a toda prisa de manera inesperada, es especialmente importante durante una mudanza inesperada, cuando es probable que las cosas surjan de manera más apresurada. Una vez que hayas reunido tu bolsa de artículos esenciales, puede comenzar el gran proyecto: empaquetar.

4. NO PIENSES

El objetivo es llevar todas tus cosas de tu hogar actual al nuevo de manera intacta en un corto período de tiempo, y eso significa que te costará más ordenarlo todo de manera óptima… Por eso sigue estos consejos para empaquetar cuando se produce una mudanza inesperada.

    • Empaqueta ahora y ordena después. No te preocupes por mantener juntos elementos similares. Coloca las cosas donde encajen, incluso si eso significa empaquetar los vasos de agua con los juegos de mesa y las bombillas de repuesto con el contenido de tu archivador. Siempre y cuando todo esté embalado de manera segura. Podrás lidiar con la clasificación una vez que estés en tu nuevo hogar. No olvides asegurarte de anotar si hay elementos frágiles dentro de alguna caja.
    • Usa artículos suaves como calcetines y toallas para envolver los artículos frágiles: Envuelve Jarrones y cristalería con artículos blandos que necesites empaquetar de todos modos, como calcetines, toallas y ropa. Como beneficio adicional, también ahorrarás dinero en el embalaje de suministros.
    • Configura cajas como las necesites. Mantén tu espacio lo más despejado y manejable posible configurando cajas solo cuando estén listas para llenarse. Una vez que se llena una caja, péguela con cinta adhesiva, retírela y configure una nueva.
    • Empaqueta la ropa como está. Ahórrate un montón de tiempo y cajas empaquetando la ropa como ya está. Para la ropa que cuelgas en el armario, envuélvala en una bolsa de basura fuerte, comenzando por la parte inferior y atando las cuerdas de la bolsa alrededor de las perchas. Mantenga los cajones del tocador intactos y simplemente retire cada cajón y envuélvelo en materiales de embalaje o mantén los aparadores completos tal como están (siempre que no sean demasiado pesados ​​para moverlos).

5. ¡PIDE AYUDA!

Mudarse es una gran tarea, especialmente cuando debe hacerse rápidamente. Recurre a tus amigos o familiares para pedirles ayuda. Tener uno o más ayudantes te permitirá mantenerte centrado y priorizar, además de ayudarte a hacer el trabajo más rápido. Las tareas que realmente requieren mucho tiempo, como empaquetar los artículos de cocina, se vuelven significativamente más simples cuando tienes a otra persona (o personas) que te ayudan. No tengas miedo de pedir ayuda, pero asegúrate de mostrar tu agradecimiento con por ejemplo una comida mientras te ayudan a empaquetar u hornear unos pastelitos una vez que te instales en tu nuevo hogar.

Uno de los grandes beneficios de contratar profesionales de mudanzas en Alicante es que conocen de primera mano estas situaciones límite, así como la mejor manera de trasladarlo todo en la ciudad.

Hay situaciones en las que si no cuentas con ayuda profesional no podrás llegar a tiempo. Contar con ellos es la mejor manera de hacer una mudanza inesperada.